Toxina Botulínica

Toxina Botulínica

¿Para qué se realiza?

Para tratar las arrugas dinámicas, es decir, aquellas que aparecen al usar la musculatura implicada en la mímica facial. Atenuando a su vez las arrugas estáticas, aquellas que persisten a pesar de no estar gesticulando, sobre todo en la frente, el entrecejo y el contorno de los ojos (“patas de gallo”).

¿En qué consiste?

Consiste en la infiltración mediante una aguja muy fina de toxina botulínica en el músculo de la zona que se desea tratar. De esta forma, conseguimos impedir la comunicación neuromuscular, produciendo su relajación y suavizando el movimiento del mismo.

¿Cuánto dura el efecto?

Los efectos empiezan a ser perceptibles a partir de las 48-72 horas, haciéndose cada vez más progresivos, alcanzando su efecto máximo a las dos semanas, momento en el que se hace el retoque.

Antes / Después

Contacto

¿En que podemos ayudarte? Déjenos sus datos en el formulario y nuestro Dpt. Comercial se pondrá muy pronto en contacto con usted.

He leído y acepto la Política de Privacidad